SIGAMOS CAMINO SALVA, TENEMOS RETOS POR DELANTE

Esta semana pasada ha sido la última que nos ha dejado la vida para aceptar tu propuesta «Vivir conectados sin la necesidad de estar presentes»

SALVA, LA HE ACEPTADO!!

Sabes que son muchas las cosas que debemos y queremos seguir construyendo donde tu propuesta es clave.

La historia de Quommon y de sus gentes no se han de poder contar jamás sin que tu nombre aparezca en las primeras líneas, y nosotros, tus compañeros de viaje, sabemos que también en las últimas líneas lo hemos de encontrar.

Continuamos la lucha por ese mundo mejor que entre todos vamos a construir.

Compañero, amigo

HASTA SIEMPRE

noname

 

CARTA DE FRANCISCO ÁLVAREZ

Las palabras sobran

Valencia 10 de julio de 2013
De:     Paco Álvarez
Para: Salvador Pastor

Querido Salvador,

Este fue el último mensaje que me enviaste:

 

RE: Únete a mi red en LinkedIn

Salvador A. Pastor Simplicity Hacker & Technology Steward – CEO at FACILMENTE Easy Mindsets for Management
Para: Francisco Alvarez Molina
Fecha: junio 26, 2013

Hola Paco, encantado de tenerte por aquí!!

Un saludo, Salva.

…y ayer recibí la noticia de tu fallecimiento…Las palabras sobran en estos casos pero desde ayer mi cerebro es incapaz de hilar dos pensamientos…tu imagen aparece entre ellos constantemente y necesito “vaciarme”. Por eso te escribo, aunque sé que no vas a poder leer estas líneas. Me resisto a aceptar que ya no estés con nosotros, en realidad lo estás y lo estarás mientras yo viva, simplemente porque los seres viven en la memoria de los que les han conocido, y aún con más fuerza cuando existen lazos familiares o de amistad. Nos hemos visto pocas veces, pero las suficientes para que haya fluido entre nosotros esa brisa tan bienhechora que consiste en compartir objetivos y trabajar juntos para alcanzarlos, sabiendo que, en nuestro caso, los objetivos estaban fuertemente impregnados de la firme voluntad de aportar nuestro granito de arena para cambiar el modelo socio-económico vigente, que tantas desgracias genera, por un modelo con rostro humano generador de bienestar.

Fue Juan Cascant el que hizo que nos conociésemos (¡Gracias Juan!), y es el proyecto quoMon el que nos permitió conocernos mejor. Es habitual decir cosas positivas de las personas que fallecen…en mi caso me quedo con el recuerdo de haberte expresado en directo mi admiración cuándo aún podías escuchar. Sin menospreciar la labor del equipo has sido el alma y el motor del proyecto quoMon, creo que todos sus participantes lo reconocen, y el nombre de Salvador Pastor estará grabado en dicho proyecto, para siempre, como se marcan a las reses. Gracias Salva, gracias sinceras. Añade un fuerte abrazo más a los que te di.

Paco Álvarez

 

CARTA DE JOSÉ SEVILLA

Y el cielo ya tiene Dropbox

In Memoriam Salvador Pastor

La bondad por naturaleza. Esa afirmación tan rousseauniana y alejada del estado pesimista y cuasi-salvaje con que Hobbes había etiquetado al hombre fue toda una revolución en la época ilustrada. La humanidad se dio cuenta hace apenas 300 años de que tenemos muchas más cosas que nos unen, que aquéllas que nos separan.

Salvador Pastor dio un paso más. La colaboración por naturaleza. No sólo somos buenos, sino que hemos nacido para colaborar los unos con los otros. Practicaba su máxima todos y cada uno de sus días. En el trabajo, en su vida familiar, con su círculo de amigos. Creía en las personas, y demostró que la colaboración no sólo era una forma más saludable y más feliz de orientar nuestras vidas, sino que representaba una mayor productividad.

Con la sencillez, elegancia y gran carisma que siempre le caracterizó supo tocar las conciencias de todos aquéllos que tuvimos el gran privilegio de conocerle. Sus ideas, comentarios y permanente sonrisa no podían resbalar a nadie. De alguna manera, comprendía y practicaba aquel ideal de Carnegie de que “todo hombre es superior a mí en alguna medida, y en esa medida aprendo de él”. Salva entendía lo que era mejor en cada uno, combinaba los mejores ingredientes, y como virtuoso de los fogones, elaboraba los mejores platos.

A la mesa de quoMmon juntó en un tiempo récord todo aquello que nadie habría logrado reunir en toda una vida. Era conocedor de que las mejores ideas, la colaboración, la productividad, las herramientas tecnológicas… nada tenía sentido sin la visión de Rousseau. Somos buenos, y somos todos. Trabajó incansablemente el último año para demostrar al mundo que una sociedad mejor no sólo es posible desde los ideales, sino también desde el paradigma vigente (a veces tan contaminado por una forma de pensar tan racionalista y deshumanizada). Nos dejó quoMmon para eso. Salva fue un Ilustrado que nos hizo recuperar el Humanismo.

Siempre quiso que pensásemos en él como “alguien que te hace la vida más fácil”. A cualquiera. Desde jóvenes estudiantes hasta empresarios; desde representantes políticos a grupos en riesgo de exclusión. No quería que nadie se quedase fuera. La colaboración, la simplicidad, la humanidad, la inclusividad, el entorno, la cultura… todo conlleva a la productividad y a la felicidad. Dios se dio cuenta de ello, y se lo llevó donde sólo los más grandes pueden estar. Desde hoy ya, el cielo ya tiene Dropbox.

Alcoy, 10 de Julio de 2013

José Sevilla García

logo_quommon1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *