jump to navigation

Emprendimiento social: Qué es, qué no y cómo hacerlo viable abril 22, 2015

Posted by NITTÚA in : Artículos y documentos, cambio social, economía solidaria, emprendedor social, exclusión social, INNOVACIÓN SOCIAL, SPANISH REVOLUTION, valor social , 1 comment so far
ARTÍCULO PUBLICADO EN EL BLOG “NO ME PIDAN CALMA” DE LA VOZ DE GALIZIA

 

 

¡Emprender, emprender! Una demanda de muchos responsables políticos que no lo han hecho en su vida, una fuente creciente de subvenciones y en demasiadas ocasiones un insulto a muchas personas empobrecidas a las que sólo se les da la opción de convertirse en emprendedores de la noche a la mañana para salir de su situación o sentirse culpables por no hacerlo.

Emprender, crear una empresa viable, es tan difícil como gratificante, y lo es mucho más cuando la motivación principal para hacerlo no es el beneficio económico sino el cambio social. Hace unas semanas ya les presenté (también a su Majestad) algunos ejemplos de economía al servicio de las personas.

Para la Fundación Skoll, un emprendedor social es un “lider probado cuyos enfoques y soluciones a los problemas sociales están ayudando a mejorar las vidas de incontables individuos desfavorecidos“. En la premiada Ashoka nos dicen que deben tener dos atributos: una idea innovadora que produzca un cambio social específico y una visión emprendedora para realizar sus proyectos.

Para entender lo que es y lo que no el emprendimiento social, les dejo con Raul Contreras, un referente en este campo desde Nittua, la plataforma para el cambio social. Raul, junto a Nuria González acaban de editar una completa y útil Guía para la realización de estudios de viabilidad de emprendimiento social (versión pdf y versión web)

Gracias Raul. Gracias Nuria

Emprendimiento social: Qué es y qué no

El emprendimiento social, resultado de la evolución de la sociedad donde el planeta y las personas recuperamos el espacio que nos corresponde, es una realidad naciente que sin embargo se hace vieja por el mal uso, e incluso corre el riesgo de ser denostada por la fagocitación de las palabras desposeídas de sus contenidos.

Ni el emprendimiento ni su carácter social han de ser patente de nadie, sino una invitación a crear nuevos valores que ordenen el sistema y vinculen el esfuerzo de la sociedad para alcanzar valores distintos al rendimiento del capital. El emprendimiento social es una invitación general a toda la sociedad, a quien va a emprender y a quien ya lo hizo, a quien trabaja en la Administración o al que lo hace en una empresa, a quien le preocupa especialmente la situación de las personas y a quien se centra en la protección del medio ambiente.

Cualquier actor social puede ser emprendedor social, aunque nunca lo será si previamente no existe una convicción desde la responsabilidad social de las personas, de cada una de las personas. Reconocemos el valor de esos pequeños emprendimientos personales que son la base de un cambio general y la condición necesaria para que se dé un emprendimiento social en un ámbito cualquiera como puede ser el empresarial, por ejemplo.

El abuso en el uso de las palabras las pone en riesgo de ser vaciadas de contenido después de que se haya generado la confusión y hasta el hartazgo. Parece como si cualquier emprendimiento que tenga que ver con educación, salud o servicios sociales, por el sólo contenido de su actividad, ya fueran emprendimiento social. ¿Sería una industria farmacéutica un emprendimiento social? Desde luego no cualquiera, sin embargo sus productos cuidan de la salud del mundo.

El ejemplo es claro y contundente como lo es que acompañar un duelo se hace desde que la vida tiene fin y nadie pensó que las funerarias fueran emprendimientos sociales. Cualquiera de estas actividades podría ser un emprendimiento social pero no por el servicio que presta ni por lo que produce exclusivamente. La confusión está servida y acabaremos viendo un aerogenerador y calificando a la empresa de social/medioambiental sin preguntarnos nada más. El resultado en el tiempo sería, de seguir este camino, la perdida de valor de estas palabras y el abandono del cambio social perseguido.

Cuando el tiempo pasa y los mercados cambian es cuando se evidencia aquel que realmente perseguía un cambio social y utilizaba para ello una herramienta, el emprendimiento social porque éste tendrá un comportamiento resiliente y cambiará su herramienta cuantas veces haga falta para alcanzar su objetivo de cambio social. Al otro no le importará abandonar su objetivo si no obtiene el rendimiento financiero que en un principio obtuvo o que esperaba conseguir.

El emprendimiento social no se crea con ánimo de perdidas, sin duda necesita apoyarse en una herramienta viable desde la perspectiva económico-financiera, pero sólo tiene sentido cuando persigue el cambio social.

Y llegados aquí retornamos a la invitación a todos los actores sociales para incluir estos valores en su actividad económica. Debemos preservar la integridad y el contenido real del emprendimiento social pero trabajando desde la empatía y la generosidad que facilite procesos de acercamiento de todos aquellos que un día iniciaron un emprendimiento y que no incluyeron los valores sociales y medioambientales en su destino. Sólo existe una sociedad, un planeta y es de todos.

Rentabilidad social, medioambiental y financiera

 

Hemos escrito una guía que quiere ayudar a construir de una forma coherente, honesta y diferencial un emprendimiento social. Se construye desde las diferencias con el modelo ortodoxo de estudio de viabilidad de un negocio, pues los elementos comunes, que existen, ya tenemos acceso a ellos en muchos documentos y servicios. La guía nos obliga a viajar por todas las partes de un estudio de viabilidad analizando la triple rentabilidad: social, medioambiental y financiera.

Además nos preocupa y nos ocupa cuidar cómo se hacen las cosas pues es tan importante como el propio objetivo que perseguimos. Por ello la buena gobernanza y la colaboración son condicionantes que establecemos en cada paso del estudio. El resultado de seguir este proceso, que además cambia el orden de un estudio de empresa ordinaria, es el rigor, la seriedad y el respeto al emprendimiento social.

Ponemos a vuestra disposición la guía “Viabilidad del emprendimiento social” convencidos de que es otro elemento más al servicio del necesario cambio social que nos lleve a un destino diferente: Un ecosistema económico integral e inclusivo. Algo que sólo conseguiremos entre todos.

@RaulhContreras

Núria González García

@nittua

SIGAMOS CAMINO SALVA, TENEMOS RETOS POR DELANTE julio 14, 2013

Posted by NITTÚA in : Artículos y documentos , add a comment

Esta semana pasada ha sido la última que nos ha dejado la vida para aceptar tu propuesta “Vivir conectados sin la necesidad de estar presentes”

SALVA, LA HE ACEPTADO!!

Sabes que son muchas las cosas que debemos y queremos seguir construyendo donde tu propuesta es clave.

La historia de Quommon y de sus gentes no se han de poder contar jamás sin que tu nombre aparezca en las primeras líneas, y nosotros, tus compañeros de viaje, sabemos que también en las últimas líneas lo hemos de encontrar.

Continuamos la lucha por ese mundo mejor que entre todos vamos a construir.

Compañero, amigo

HASTA SIEMPRE

noname

 

CARTA DE FRANCISCO ÁLVAREZ

Las palabras sobran

Valencia 10 de julio de 2013
De:     Paco Álvarez
Para: Salvador Pastor

Querido Salvador,

Este fue el último mensaje que me enviaste:

 

RE: Únete a mi red en LinkedIn

Salvador A. Pastor Simplicity Hacker & Technology Steward – CEO at FACILMENTE Easy Mindsets for Management
Para: Francisco Alvarez Molina
Fecha: junio 26, 2013

Hola Paco, encantado de tenerte por aquí!!

Un saludo, Salva.

…y ayer recibí la noticia de tu fallecimiento…Las palabras sobran en estos casos pero desde ayer mi cerebro es incapaz de hilar dos pensamientos…tu imagen aparece entre ellos constantemente y necesito “vaciarme”. Por eso te escribo, aunque sé que no vas a poder leer estas líneas. Me resisto a aceptar que ya no estés con nosotros, en realidad lo estás y lo estarás mientras yo viva, simplemente porque los seres viven en la memoria de los que les han conocido, y aún con más fuerza cuando existen lazos familiares o de amistad. Nos hemos visto pocas veces, pero las suficientes para que haya fluido entre nosotros esa brisa tan bienhechora que consiste en compartir objetivos y trabajar juntos para alcanzarlos, sabiendo que, en nuestro caso, los objetivos estaban fuertemente impregnados de la firme voluntad de aportar nuestro granito de arena para cambiar el modelo socio-económico vigente, que tantas desgracias genera, por un modelo con rostro humano generador de bienestar.

Fue Juan Cascant el que hizo que nos conociésemos (¡Gracias Juan!), y es el proyecto quoMon el que nos permitió conocernos mejor. Es habitual decir cosas positivas de las personas que fallecen…en mi caso me quedo con el recuerdo de haberte expresado en directo mi admiración cuándo aún podías escuchar. Sin menospreciar la labor del equipo has sido el alma y el motor del proyecto quoMon, creo que todos sus participantes lo reconocen, y el nombre de Salvador Pastor estará grabado en dicho proyecto, para siempre, como se marcan a las reses. Gracias Salva, gracias sinceras. Añade un fuerte abrazo más a los que te di.

Paco Álvarez

 

CARTA DE JOSÉ SEVILLA

Y el cielo ya tiene Dropbox

In Memoriam Salvador Pastor

La bondad por naturaleza. Esa afirmación tan rousseauniana y alejada del estado pesimista y cuasi-salvaje con que Hobbes había etiquetado al hombre fue toda una revolución en la época ilustrada. La humanidad se dio cuenta hace apenas 300 años de que tenemos muchas más cosas que nos unen, que aquéllas que nos separan.

Salvador Pastor dio un paso más. La colaboración por naturaleza. No sólo somos buenos, sino que hemos nacido para colaborar los unos con los otros. Practicaba su máxima todos y cada uno de sus días. En el trabajo, en su vida familiar, con su círculo de amigos. Creía en las personas, y demostró que la colaboración no sólo era una forma más saludable y más feliz de orientar nuestras vidas, sino que representaba una mayor productividad.

Con la sencillez, elegancia y gran carisma que siempre le caracterizó supo tocar las conciencias de todos aquéllos que tuvimos el gran privilegio de conocerle. Sus ideas, comentarios y permanente sonrisa no podían resbalar a nadie. De alguna manera, comprendía y practicaba aquel ideal de Carnegie de que “todo hombre es superior a mí en alguna medida, y en esa medida aprendo de él”. Salva entendía lo que era mejor en cada uno, combinaba los mejores ingredientes, y como virtuoso de los fogones, elaboraba los mejores platos.

A la mesa de quoMmon juntó en un tiempo récord todo aquello que nadie habría logrado reunir en toda una vida. Era conocedor de que las mejores ideas, la colaboración, la productividad, las herramientas tecnológicas… nada tenía sentido sin la visión de Rousseau. Somos buenos, y somos todos. Trabajó incansablemente el último año para demostrar al mundo que una sociedad mejor no sólo es posible desde los ideales, sino también desde el paradigma vigente (a veces tan contaminado por una forma de pensar tan racionalista y deshumanizada). Nos dejó quoMmon para eso. Salva fue un Ilustrado que nos hizo recuperar el Humanismo.

Siempre quiso que pensásemos en él como “alguien que te hace la vida más fácil”. A cualquiera. Desde jóvenes estudiantes hasta empresarios; desde representantes políticos a grupos en riesgo de exclusión. No quería que nadie se quedase fuera. La colaboración, la simplicidad, la humanidad, la inclusividad, el entorno, la cultura… todo conlleva a la productividad y a la felicidad. Dios se dio cuenta de ello, y se lo llevó donde sólo los más grandes pueden estar. Desde hoy ya, el cielo ya tiene Dropbox.

Alcoy, 10 de Julio de 2013

José Sevilla García

logo_quommon1

DEMOCRACIA REAL YA. CARTA DE VIOLETA mayo 19, 2011

Posted by NITTÚA in : Artículos y documentos, cambio social, justicia social , 110comments

Espero que podáis seguir todo lo que está ocurriendo. Esto no es un simple movimiento. No se trata de una movilización organizada por un partido o una asociación. Simplemente es la gente que se está empezando a dar cuenta de que el sistema no funciona.

Ayer miles de personas nos reunimos en sol. No cabía ni un alma más, aunque luego los medios digan que éramos solo unos pocos. La policía como siempre vigilando todo. Desconectaron las cámaras de Sol para que no grabaran nada de lo que estaba sucediendo. La policía impedía a los manifestantes hablar con los medios de comunicación. Televisiones internacionales como la BBC O Alyaziraa estaban también. Había movilizaciones en muchas más ciudades de España, también en las embajadas españolas de países somo Islandia o Reino Unido.

Para que os déis cuenta de la magnitud del asunto, ayer la pabra Revolución española era la tercera palabras más buscada en Internet y en la red social twiter era la frase a nivel mundial más comentada. Había numerosos actores apoyando la concentración, yo vi a uno de El Internado, otro del Barco y uno de Aída. Sin ni tan siquiera una convocatoria oficial, simplemente a través de los comentarios en  Internet y el boca a boca, miles de personas acudieron a Sol dispuestas a pasar allí la noche. Muchas de ellas llevaban agua, comida, mantas y todo lo que fuera necesario para ayudar.
Sin que ningún tipo de organización asumiera el mando, entre todos nos reunimos en diferentes comisiones: la comísión de propuestas al congreso, la de comunicación, la de acción, la de limpieza, la de comida, la de expansión. La gente se reunía y por turnos de palabra iva realizando su propuestas, finalmente a las 3 y media hubo una manifiesto final donde se leyeron las propuestas y acciones de cada comisión.

Yo y otros chicos  de la uni, nos apuntamos a la comisión de expansión y dentro de ella estamos en la expansión en las universidades. Nosotros vamos a intentar difundir todo esto en la Carlos III.
Por favor informad de lo que está ocurriendo por allí.
Dicen que este movimiento quiere continuar después de las elecciones también.
Un beso
Violeta Aguado

FIARE UN PROYECTO QUE AVANZA SI AVANZAMOS TODOS septiembre 24, 2010

Posted by NITTÚA in : acciones, Artículos y documentos, economía solidaria , 593comments

TIEMPOS DIFÍCILES

TIEMPOS DE CAMBIO

La crisis estructural que nos acompaña ya tantos años se agudiza en estos últimos tiempos por la crisis coyuntural originada particularmente como consecuencia de la gestión especulativa del mundo financiero. Es muy importante ser conscientes de cómo el sistema ya fallaba en los tiempos de bonanza donde la economía virtual y del egoísmo, la del corto plazo y la de la mentira nos contaba y aseguraba lo maravilloso y fantástico que era todo aquello que estábamos viviendo.

Muchos de nosotros compartimos nuestro camino con un gran número de personas que no entendieron nunca nada pues la gran bonanza nunca les llegó, o con aquellos que fueron seducidos por el dinero fácil y sin valor, que les permitió endeudarse para media vida.

El sistema económico, máquina productora de exclusión, no dejó nunca de generar y crear problemas complejos a las personas, incidiendo especialmente en aquellos que menos habrían de poder defenderse de las injusticias del mismo. La política del crecimiento acabó atrapando a todos pero, como era predecible, muy especialmente a los mismos, a aquellos que nunca conocieron para bien la época de bonanza.

Hoy debemos ser muy conscientes que esta crisis no sólo tiene su origen en las apuestas peligrosas de la banca, sino que es todo el sistema el que no está siendo útil para resolver las realidades de un mundo injusto y globalizado. Sólo desde esta perspectiva debemos trabajar para salir de la crisis proponiendo soluciones que ataquen tanto a la crisis estructural como a la coyuntural sin permitir que nos tapen los ojos con la segunda para evitar que las cosas cambien de verdad.

Todos tenemos en nuestras manos la posibilidad de aportar soluciones a ambas crisis y además, hacerlo en beneficio de la sociedad en su conjunto, sin exclusiones ni restricciones de ningún tipo. Proyectos como Fiare, Banca Ética, son proyectos que nacen para construir soluciones para las personas desde lo económico y, en este caso concreto, desde lo financiero.

Somos conscientes de los difíciles momentos que estamos pasando pero no nos podemos permitir el lujo de pensar que una salida de la crisis coyuntural resolverá el problema estructural. Para que esto no suceda tendremos que cambiar las reglas del juego y, que de esa forma, no se vuelva a repetir. La economía del egoísmo debe desaparecer. Tenemos que implicarnos en procurar que no se salga de la crisis de cualquier manera, sino de hacerlo empoderando a todas las personas frente al sistema. Esto no se hace solo, de forma automática, sino que debemos implicarnos en procesos de cambio significativos y uno de ellos es el proyecto Fiare de Banca Ética.

Si estás interesado en saber algo más sobre este proyecto y de cómo puedes participar activamente en el mismo, ponte en contacto con cualquiera de sus socios y ellos te informarán de cómo apoyar la creación de esta palanca de cambio social y económico.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=t7bnWjqPcLU&fs=1&hl=es_ES]

NITTÚA

Núria González

Raúl Contreras

DESTINO: LA GESTIÓN SOCIAL DE LA ECONOMÍA agosto 31, 2010

Posted by NITTÚA in : Artículos y documentos, cambio social, economía solidaria , 51comments

VALOR SOCIAL: UNA APORTACIÓN QUE EMPIEZA EN CADA PERSONA

La primera razón por la que cada persona debe plantearse su aportación de valor social puede no ser la primera que le motive, ni tan siquiera la primera con la que construya su argumentario. Conforme se profundiza en el sentido del valor social se tiene más claro que la primera razón es y debe ser la honestidad. Honestidad con uno mismo y con aquellas personas confiadas en que, de nuestro trabajo, fructifiquen resultados que aporten soluciones reales para todas las personas. Honestidad porque otras tantas necesidades por cubrir verán restringidos sus caminos al haber detraído recursos para llevar a cabo algo que estamos convencidos es importante. Nos podemos sorprender de lo difícil que nos resulta, en más de una ocasión, encontrar ni tan siquiera la honestidad con uno mismo.

No es esta, por ser la más importante, la única razón por la que se llega a evidenciar la necesidad de un conocimiento sobre el valor real de lo que aportamos a esta sociedad con nuestro trabajo. También llegamos cuando a la vez que honestos, queremos ser eficientes en nuestra gestión y ejecución. Vivimos en un mundo que se empeña en mostrarnos que es limitado y que el recurso que hoy se aplica aquí, en algún otro lugar no puede ser aplicado. La responsabilidad de la gestión de los recursos no sólo nos ha de llevar a generar beneficio social, sino que tienen que tener una aplicación más eficiente que cualquier otra en la que pudiera haber sido aplicado.

Son aún más las razones por las que necesitamos conocer el valor de aquello que aportamos. Necesitamos dar a conocer, visibilizar nuestro trabajo. Para ello es necesario tener un lenguaje que sea comprensible por y para cualquier persona y especialmente, por aquellas que queremos entiendan la importancia y necesidad de avanzar en las líneas de trabajo que estamos desarrollando. Pero, ¿cómo vamos a explicar qué estamos aportando si ni nosotros mismos lo sabemos? Hablamos de un nosotros tan extenso que nadie se escapa del mismo: ONG’s, administración, empresas, universidades, consumidores, sindicatos, ciudadanos … Todo actor de esta sociedad, lo quiera reconocer o no, es un actor social y debe aportar valor a la misma, valor social.

Más cerca nos resulta, por necesidad, el poder justificar ante un financiador el resultado de su inversión, aquello que ya se ha dado en llamar el SROI, tasa de retorno de la inversión social. Este indicador ni tan si quiera se ha intentado utilizar cuando se ha exigido la justificación del gasto de dinero proveniente de las administraciones y de las obras sociales de las cajas. Lo importante es que se lo haya gastado y no cuál ha sido su eficiencia. Incluso cuando se introducen indicadores de éxito, estos distan notablemente de reflejar dicha utilidad. No obstante, algún filántropo sí exige información sobre el retorno de la inversión con el ánimo de justificar ante los propietarios del capital la calidad de la inversión realizada. Esta es seguramente, la razón más extendida, que no la única ni la más importante pero cuanto menos, es un avance.

La pregunta nos la hemos hecho todos, o sería de esperar que así fuese:

¿Qué es lo que aporto a esta sociedad? ¿Cuál es mi valor social aportado, mi valor social añadido?

Si lo que hago es necesario y lo hago bien tendremos que poder seguir haciéndolo y si no es así debería dejar de utilizar recursos que otro no está pudiendo utilizar para llevar a cabo otras acciones que sean necesarias o sí sepa cómo ejecutarlas.

Deberíamos estar convencidos de lo que hacemos, de su utilidad y de la necesidad de continuar haciéndolo. Sabemos de muchas carencias que exigen reacciones de quienes puedan resolver, en una parte nosotros somos agentes sociales que podemos resolver algunas necesidades de terceros que hoy soportan un sistema injusto y excluyente. El fin es noble y en ocasiones parece justificarlo todo, o casi todo. Es cierto que los medios que utilizamos intentan no generar más daño, que incluso los hay que trabajamos bajo los criterios de una economía solidaria con su triple perspectiva social, medio-ambiental y económica. La cuestión es si además de eficaces, estamos siendo eficientes.

El valor social parece que es algo que mana de las fuentes de las ONGs y a lo más, de la administración pública. Nada más erróneo. Esta es otra razón de fondo por la que debemos conocer el valor social de nuestras acciones para transmitir no sólo las que nosotros podamos estar generando sino para enseñar a reconocer a toda la sociedad el valor social de sus acciones. No buscamos ninguna exclusiva como productores de valor social, al contrario. Hay que conocer y hay que reconocer en cada actor social su aportación.

Para devolver el sentido común a un sistema absolutamente desorientado vamos a tener que aprender a hablar en otros términos, trabajar de otras maneras y sobre todo, reconocernos como actores sociales todos y cada uno de los miembros de una sociedad cualquiera que esta sea. Una acción de cualquier actor tiene consecuencias sociales, medio-ambientales, culturales y económicas. El esfuerzo hoy, hay que ponerlo en alcanzar metodologías sencillas y correctas que nos ayuden a realizar ese reconocimiento sin necesidad de grandes sistemas de auditoría ni más farragosas homologaciones que además vuelven a consumir recursos escasos y necesitados. Corremos el peligro de que el dinero vuelva a terminar lejos de quien verdaderamente lo necesita.

En la sociedad cada uno tenemos nuestro papel, todos son importantes y necesarios. No todos los actores van a tener la necesidad de entrar en sistemas complejos de gestión para actuar de forma corresponsable, así ha estado ocurriendo hasta ahora. El consumidor doméstico no realiza los mismos procesos de elección que un ayuntamiento o que una empresa. De la misma manera, el conocimiento y reconocimiento del valor social no se ha de realizar de la misma manera por todos los actores. Debemos entrar en un proceso de generación de conocimiento y posterior expansión de forma que facilite a cada actor social las herramientas necesarias para ser pro-activos y partícipes en la producción global de valor social. Este valor es además, un componente natural y necesario en un modelo realmente sostenible de la economía. El resultado de este esfuerzo será el conocimiento del ciclo de valor social y su gestión. Un ciclo que es necesario para una explicación real y cierta de la evolución de una sociedad, los parámetros utilizados comúnmente atienden a resultados económico-financieros exclusivamente y cada vez se muestran menos útiles como indicadores de la realidad de las sociedades.

El ciclo de valor social completará la construcción de un nuevo modelo económico en el que todos sus partícipes suman el aporte social y el medio-ambiental al económico-financiero siendo este último, el que hasta ahora parecía ser el único. El conocimiento, reconocimiento, valoración, valorización recuperación del valor social para ser reintroducido en el sistema de generación configura el ciclo que suma y explica un ciclo económico real e integral.

Un dominio sobre el ciclo de valor social como parte del modelo económico vigente, nos hará desembocar en la gestión social de la economía. Este paso, complejo pero no imposible, acompañará el esfuerzo de muchas personas que en todo el mundo hoy están trabajando por una nueva economía social y solidaria.

La GESTIÓN SOCIAL DE LA ECONOMÍA es la meta que debemos alcanzar en el largo plazo para poder hablar de un cambio social significativo y suficiente que garantice a todas las personas un lugar digno en este mundo.

ES NUESTRO OBJETIVO, EL DE TODOS

NITTÚA

Núria González García

Raúl Contreras Comeche

LA CRISIS PROVOCADA POR LOS BANCOS agosto 2, 2010

Posted by NITTÚA in : Artículos y documentos, justicia social, para pensar , 506comments

UNA EXPLICACIÓN SENCILLA Y CONTUNDENTE


Heidi es la propietaria de un bar en Berlín, que ha comprado con un préstamo bancario. Como es natural, quiere aumentar las ventas, y decide permitir que sus clientes, la mayoría de los cuales son alcohólicos en paro, beban hoy y paguen otro día. Va anotando en un cuaderno todo lo que consumen cada uno de sus clientes. Esta es una manera como otra cualquiera de concederles préstamos.

Nota: Pero en realidad, no le entra en caja ningún dinero físico.

Muy pronto, gracias al boca a boca, el bar de Heidi se empieza a llenar de más clientes.

Como sus clientes no tienen que pagar al instante, Heidi decide aumentar los beneficios subiendo el precio de la cerveza y del vino, que son las bebidas que sus clientes consumen en mayor cantidad. El margen de beneficios aumenta vertiginosamente.

Nota: Pero en realidad, es un margen de beneficios virtual, ficticio; la caja sigue estando vacía de ingresos contantes.

Un empleado del banco más cercano, muy emprendedor, y que trabaja de director en la sección de servicio al cliente, se da cuenta de que las deudas de los clientes del bar son activos de alto valor, y decide aumentar la cantidad del préstamo a Heidi. El empleado del banco no ve ninguna razón para preocuparse, ya que el préstamo bancario tiene como base para su devolución las deudas de los clientes del bar.

Nota: ¿Vais pillando la dimensión del castillo de naipes?

En las oficinas del banco los directivos convierten estos activos bancarios en “bebida-bonos”, “alco-bonos” y “vomita-bonos” bancarios. Estos bonos pasan a comercializarse y a cambiar de manos en el mercado financiero internacional. Nadie comprende en realidad qué significan los nombres tan raros de esos bonos; tampoco entienden qué garantía tienen estos bonos, ni siquiera si tienen alguna garantía o no. Pero como los precios siguen subiendo constantemente, el valor de los bonos sube también constantemente.

Nota: El castillo de naipes crece y crece y no para de crecer, pero todo es camelancia; no hay detrás solidez monetaria que lo sustente. Todo son “bonos”, es decir, papelitos que “representan” tener valor siempre y cuando el castillo de naipes se sostenga.

Sin embargo, aunque los precios siguen subiendo, un día un asesor de riesgos financieros que trabaja en el mismo banco (asesor al que, por cierto, despiden pronto a causa de su pesimismo) decide que ha llegado el momento de demandar a Heidi el pago de su préstamo bancario; y Heidi, a su vez, exige a sus clientes el pago de las deudas contraídas con el bar.

Pero, claro está, los clientes no pueden pagar las deudas.

Nota: ¡¡¡Porque siguen sin tener ni un céntimo!!! Han podido beber cada día en el bar porque “se comprometían” a pagar sus deudas, pero el dinero físico no existe.

Heidi no puede devolver sus préstamos bancarios y entra en bancarrota.

Nota: Y Heidi pierde el bar.

Los “bebida-bonos” y los “alco-bonos” sufren una caída de un 95% de su valor. Los “vomito-bonos” van ligeramente mejor, ya que sólo caen un 80%.

Las compañías que proveen al bar de Heidi, que le dieron largos plazos para los pagos y que también adquirieron bonos cuando su precio empezó a subir, se encuentran en una situación inédita. El proveedor de vinos entra en bancarrota, y el proveedor de cerveza tiene que vender el negocio a otra compañía de la competencia.

Nota: Porque los proveedores de vinos y cervezas también le fiaban a Heidi, creyendo que estaban seguros de que cobrarían con creces al cabo del tiempo. Como no han podido cobrar dado que el dinero no existe, la deuda de Heidi se los ha comido a ellos.

El gobierno interviene para salvar al banco, tras conversaciones entre el presidente del gobierno y los líderes de los otros partidos políticos.

Para poder financiar el rescate del banco, el gobierno introduce un nuevo impuesto muy elevado que pagarán los abstemios.

Nota: Que es lo que de verdad ha pasado. Con los impuestos de los ciudadanos inocentes, los gobiernos han tapado el agujero financiero creado por la estupidez de los bancos.


UTE. OTRA PRISIÓN junio 14, 2010

Posted by NITTÚA in : Artículos y documentos, cambio social, justicia social, para pensar , 97comments

Fuimos a compartir un día con Faustino y la gente de la UTE. Ya hace algún año de esto y aun hoy lo recuerdo como si estuviera allí mismo.

La puerta se cierra a tus espaldas con un golpe seco que te absorbe hasta el último pensamiento. Entras en otro mundo, vives una experiencia difícil de contar. Este vídeo nos traslada a la UTE y cuenta, en la medida que se pueda contar, que es vivir en la ella.

La valentía y la fuerza de las personas que conviven en la UTE son las impresiones que al salir les devolví porque me impactaron, porque no son comunes en la calle y nadie espera encontrarlas en un sitio como una cárcel. Impresionante el trabajo de todos: de Faustino y Begoña, de los otros funcionarios que voluntariamente apoyan la UTE y de los presos que al final son los verdaderos protagonistas de su historia.











Nuestra admiración y más profundo respeto.

http://www.tv3.cat/videos/1227129/UTE-laltra-preso

CONSUMA SATISFACCIÓN mayo 28, 2010

Posted by NITTÚA in : acciones, Artículos y documentos, cambio social, economía solidaria , 145comments

Bueno, bonito y barato.

Conseguir un buen producto a precio bajo es un logro.

Conseguir dos, en lugar de uno, es un logro.

Situarse en el espacio de la ventaja frente a un tercero es un logro.

¿Son estos logros la constatación de la satisfacción para el consumidor?

Los criterios de valoración que utilizamos en la sociedad de consumo actual no son elegidos desde la libertad del consumidor, ni tan siquiera lo es la ponderación de los mismos en el peso de la decisión. El paradigma del consumo utiliza la relación precio/cantidad como ordinaria. Se podría afirmar, como reflexión ante el comportamiento del consumidor que, la cantidad marca el nivel de satisfacción. Cuando se eleva el paradigma introducimos un segundo parámetro, la calidad. El concepto de calidad que se utiliza queda normalmente restringido a la calidad de las materias primas utilizadas para su ejecución, o en el peor de los casos, al reconocimiento social de cierta materia prima o marca de la misma.

Un paradigma tal, introduce al consumidor en una espiral de consumo por la cantidad donde el único freno es la capacidad de compra, incluso en ocasiones, asumiendo deudas.


Los consumidores debemos ser responsables, debemos perseguir el cambio en el paradigma del consumo. Los consumidores nos debemos empeñar en no engañarnos. La cantidad sólo resuelve la necesidad cuando se parte de la nada o de muy poco. En el resto de los casos, la búsqueda de la cantidad no aporta más satisfacción en el consumo.

La carencia de información reduce nuestra capacidad de elección. Necesitamos información para saber cómo afecta nuestra elección a nuestro pueblo o ciudad, a nuestros montes y mares, a nuestros vecinos, al futuro de nuestros hijos,… Añadir parámetros en nuestra elección nos facilita alcanzar niveles de satisfacción mayores.

Hablar de más parámetros de elección para poder elegir libremente no significa hacer compleja la decisión. No hablamos de que sean muchos ni complicados:

El precio tiene que dejar de ser el elemento de decisión para ser uno más de los parámetros, perdiendo peso en la decisión conforme la renta se aleja de la pobreza.

El cambio del paradigma del consumo potencia la aplicación racional de los recursos para la satisfacción de las necesidades reduciendo el volumen del consumo necesario como consecuencia directa.

La reducción del consumo libera al consumidor de una espiral sin sentido que genera dependencia e insatisfacción.

Raúl Contreras y Núria González

"VIVIR" EN UNA CIUDAD SITIADA, HEBRÓN abril 7, 2010

Posted by NITTÚA in : Artículos y documentos, justicia social, para pensar , 150comments

LA IMAGINACIÓN SIRVE PARA MÁS COSAS

Nunca será lo mismo que si lo viviéramos en primera persona, pero tampoco es tan difícil hacer un pequeño ejercicio de empatía y ser por un momento un niño palestino en la calles de Hebrón, la madre o padre de la criatura, o cualquiera de las personas cuya vida transcurre día tras día entre fusiles y otras armas que tenemos la suerte de conocer de lejos o no conocerlas.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=o6VdtZI6E0o]

NO ERA TAN DIFÍCIL IMAGINAR, SÍ LO ES VIVIRLO

EL CONSUMO IRRESPONSABLE NOS HA DE LLEVAR A DONDE NO QUEREMOS IR diciembre 26, 2009

Posted by NITTÚA in : Artículos y documentos , 46comments

Paremos un momento para entender un poco más el por qué de esa gente que se empeña en hablarnos del consumo responsable. No están bajo una dosis de locura cívica, están resueltos a cambiar este mundo desde lo que está en nuestras manos.